La regla de los cuatro regalos


Llega la Navidad, la época más mágica del año. El espíritu navideño está presente en las calles y en todos los hogares, montar el belén, el árbol, poner las luces, hacer galletas, escribir las postales para felicitar las fiestas...son momentos llenos de emociones y sentimientos.

Pero también es una época en la que el consumismo llama a nuestra puerta. 

"Me lo pido", "Quiero que me traigan...", "En casa de los abuelos pido...", "Este año me porté muy bien y me van a traer muchas cosas..." y un largo etcétera que estoy segura de que habéis escuchado por estas fechas.

Recuerdo las Navidades pasadas, la cara de Xoel al abrir un regalo tras otro, los regalos que quedaron sin abrir y que tuvimos que guardar en el sótano, la sobre-estimulación a la que sin darnos cuenta expusimos a Xoel.  ¿Era necesario? No. 

No es verdad que un niño o una niña que recibe muchos regalos sea más feliz. Para disfrutar realmente de los regalos que le han traído los Reyes magos o Papá Noel, los niños necesitan descubrir cada juguete, necesitan tiempo para procesar, para centrar su atención y averiguar que le aporta cada juguete nuevo.

Para evitar este "empacho" de juguetes, los expertos (pedíatras, pedagogos, psicólogos...) recomiendan que la cantidad de regalos que debe recibir un niño y una niña en Navidad son cuatro.  Se trata de hacer 4 regalos a los niños siguiendo estos principios:
  • Algo para ponerse (ropa, calzado, accesorios...).
  • Algo para leer.
  • Algo que realmente deseen.
  • Algo que realmente necesiten.
Lo sé, es difícil gestionar estos cuatro regalos, pero es una manera de empezar a frenar esta avalancha de juguetes y "no perder el norte". En nuestro caso, hemos decidido que estas Navidades sean más conscientes y respetuosas, pocos regalos y de calidad, libres de estereotipos sexistas, que estimulen los sentidos y la creatividad,  para ello es imprescindible la colaboración de toda la familia (abuelos, tíos, primos...).
B

"Un juguete bueno es aquel que sin ser nada concreto puede ser todo" 
Francesco Tonucci.

He tenido en mis manos varios catálogos de juguetes de grandes superficies comerciales, otros de pequeñas tiendas de juguetes, y también de tiendas online. He observado que todavía siguen apareciendo juguetes para "niñas" y juguetes para "niños", y es algo que me horroriza. Los juguetes no entienden de género, ni de colores, y desde casa también debemos favorecer la compra de juguetes inclusivos y no sexistas.

Teniendo en cuenta todo lo que os he contado hasta el momento, y a petición de varias familias de mis niños y niñas, os voy a compartir algunas ideas de regalo para estas fechas tan especiales. 

La selección que he realizado, esta basada en muchas de las propuestas que realizamos en el aula, en los intereses de los niños y niñas y también en las necesidades de esta etapa. ¡Allá vamos!.

  • Campanas musicales.

















  • "Libros para los que aman los libros" de la editorial MAEVA 
Aunque están recomendados a partir de ocho años, son una auténtica maravilla y se merecen un hueco en las bibliotecas de nuestros hogares. ¡Ahí van mis favoritos!.







Y hasta aquí mi selección de regalos para estas navidades. 

Os he dejado los diferentes enlaces para poder informaros mejor (pinchad encima de la foto). Muchas de las propuestas solo se pueden adquirir en tienda online, pero en el caso de los cuentos y puzzles, quizás los podéis encontrar en las librerías de la localidad.

Deseando regresar pronto con mis "peques", os deseo a todas y todos...


María

Campanas musicales


El miércoles siempre es un día muy especial, es el día en el que Ana nos visita con alguna sorpresa musical. Ya no sé las veces que he tarareado su canción de bienvenida.

"Alguien llama a mi puerta (toc-toc), ¿Quién será?
Alguien llama a mi puerta (toc-toc), ¿Quién será?
¿Habrá sido el viento?...no
¿Habrá sido el sol?...no
Entonces ¿Quién será?.."

Esta vez nos sorprendió con las campanas musicales y menudo éxito, ¡Tod@s las querían tocar!.


Las campanas reproducen toda la escala musical de Do a Do y para iniciarse en temas musicales son perfectas para tocar pequeñas melodías. Al mismo tiempo que jugamos con los colores y asociamos las diferentes notas musicales con su color.

Cada campana es de un color diferente y en el extremo del mango tienen un número para aprender a interpretar melodías. Son perfectas para las manos pequeñitas y tienen un sonido muy agradable.


¡Qué ganas tenían de tocar las campanas!.





Tras la descarga musical, comenzamos a asociar las diferentes campanas con su nota musical.


Pero lo mejor estaba por llegar...


Al principio del post os he dejado el enlace para las campanas musicales, por aquí ya las tenemos en la lista de posibles regalos para estas navidades. 
Gracias Ana por inundar siempre nuestra clase de alegría y buenas vibraciones. ¡Te queremos!.

Día de los Derechos de la Infancia

Celebramos el Día de los derechos de todos los niños y niñas del mundo, con la campaña de vacunación por la paz, la no-violencia y el buen trato de Unicef.
Este año quería enfocar el buen trato en las diferentes habilidades y conductas que favorecen el desarrollo social. En el RESPETO, en canalizar nuestras energías y emociones para respetar al otro. Esos momentos de la rutina diaria, en los que las palabras mágicas "gracias", "por favor", "hola", "adiós"... son casi inexistentes, me hizo reflexionar sobre la necesidad de comenzar la vacunación del buen  trato con el "Ausenciator Cortesibilis".
Para crear el "violentovirus" utilizamos plastilina y palitos de brocheta que los niños y niñas iban pinchando. Cada palito simbolizaba la ausencia de las palabras para el buen trato.




Hablamos sobre la importancia de respetarnos unos a otros, de utilizar las palabras "gracias", "por favor", "hola" y "adiós". Expresamos cómo nos sentimos cuando no las escuchamos, y nos imaginamos cómo el "violentovirus" empieza a crecer y a cambiar de color (amarillo, naranja, rojo, negro).
Para facilitar la comprensión de las palabras para el buen trato, empleamos la lengua de signos para apoyar la palabra con los gestos. 


 Creamos el "violentovirus" con los diferentes colores y lo aislamos utilizando fotos de los niños en las que el respeto, el amor y la ayuda están presentes, así como los diferentes pictogramas de la lengua de signos.



Para finalizar este día tan especial, personalizamos nuestra vacuna "cortesibilis" y la repartimos al resto de los niños de tres años. También la llevamos para casa para implicar a nuestra familia en la campaña de vacunación y en el compromiso de respetarnos los unos a los otros.


"Ausenciator Cortesibilis"

Khanimambo


En el colegio se está llevando a cabo un proyecto relacionado con los derechos humanos, la cooperación y la ayuda solidaria para mejorar las vidas de los más desfavorecidos.
Junto con la Fundación Khanimambo,  queremos llevar a cabo acciones para sensibilizar y fomentar valores de solidaridad y compromiso.
Todo el centro se ha volcado en el primer encuentro "A la sombra de la Mafureira".


Hemos descubierto la maravillosa historia que hay detrás de la Fundación y a las personas que colaboran y participan en ella.



Pero sobre todo, hemos disfrutado, bailado, reído y cantado a la solidaridad.







¡Hasta la próxima visita Khanimambo!.